martes, 5 de marzo de 2013

UN SALUDO A LA BANDERA

Villavicencio, 17 de Diciembre de 2012.

COMUNICADO PÚBLICO 002
Situación Consejo Departamental de Juventud del Meta


Un Consejo Departamental de Juventud es un órgano colegiado representativo, es decir que, quienes lo conformamos hemos participado en democracia, ejerciendo nuestro derecho a elegir y ser elegidos/as, como parte de la condición de ciudadanía consagrada en nuestra Constitución, y reglamentada para la juventud a través de la Ley 375 de 1997; siendo primero electos/as como Consejeros y Consejeras Municipales de Juventud y luego atendiendo a la convocatoria según el Decreto 0281 de 2011 (del Meta), para que por subregiones se conformara el primer Consejo Departamental de Juventud del Meta entre 15 personas, de las cuales sólo 14 estamos activas.

Es así que, a partir del 2 de Diciembre de 2011 contamos con el título de CDJ's, que por lo demás no nos ha permitido lograr el bienestar de nuestras comunidades ni del grupo poblacional que representamos, la juventud, nada menos que el 56% de quienes este departamento habitamos; pues, a pesar del amparo de la Constitución, la Ley, algunos Actos Administrativos y las Ordenanzas que validan nuestra Política Pública Intergeneracional de Juventud "Meta: Vivir al Derecho 2010-2019", se sigue desconociendo al CDJ como interlocutor entre la juventud metense y la administración departamental; que hasta ahora 17 de Diciembre de 2012 en el marco del Encuentro Departamental "Jóvenes construyendo un Meta para vivir al derecho" pretender instrumentalizar a través de un Plan Operativo la implementación de la PPIJM, la que además consideramos una herramienta técnica y administrativa, no un escrito en piedra que cada joven del Meta conozca y trabaje lo suficiente para lograr conocer y articular los diversos procesos organizativos juveniles del Meta en una Red, Plataforma o Sistema en 3 días.

Con esto denunciamos la dinámica burocrática que ha tomado la participación juvenil en nuestro departamento, consentida por la Gobernación, que a diferencia nuestra dispone de recursos técnicos y financieros suficientes para fomentar la participación REAL de todas y todos nosotros en la vida cultural, política y económica del departamento, y respaldar a aquellos y aquellas que ya están involucrados/as. En cambio, ésta se ha dedicado a  a asistir en parte episodios de encuentro que poco ha incidido en nuestra cotidianidad.

Sin embargo, el CDJ asumió desde su posesión el compromiso de conocer la juventud metense a través de sus múltiples procesos organizativos y servir como articulador de los mismos, al brindarles acompañamiento institucional y guía técnica, para situarnos como interlocutor legal y legítimo entre la población joven y la administración del departamento. En ese sentido, hemos desde Enero de 2012 a) oficiado a las entidades implicadas en la gestión en pro de la juventud sin obtener respuesta oportuna, b) dialogado con ellas en distintos escenarios sin lograr concretar su apoyo diplomático, y c) intentar visibilizar el CDJ, su labor y sus dificultades.

No obstante, es necesario presentar el panorama tan amplio y complejo como lo es la práctica, la desorientación a nivel nacional en normatividad de ciudadanía juvenil ha estancado la voluntad política de las entidades territoriales (Gobernaciones y Alcaldías), que además alegan el recorte presupuestal tras la reforma a la distribución de las regalías.

Por lo ya expuesto, el CDJ necesita trabajar estratégicamente para recibir el apoyo de la institucionalidad y la comunidad. Así, los y las invitamos a contribuir al proceso, que no solo aprovecharía este escenario ya constituido, sino que puede trasformar la dinámica y lograr empoderarnos de nuestros derechos.

Cordialmente, Consejo Departamental de Juventud del Meta.