sábado, 5 de diciembre de 2009

Militares hostigan taller de derechos humanos en Remedios (Antioquia)

por Corporación Jurídica Yira Castro y Cahucopana
prensa rural

La Corporación Jurídica Yira Castro y la Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz en el Nordeste Antioqueño (Cahucopana) denuncian ante las organizaciones sociales y de derechos humanos nacionales e internacionales, y ante la opinión pública en general, los hostigamientos que tropas del Ejército Nacional realizaron en contra de miembros de nuestras organizaciones y de la comunidad campesina de la vereda Cañaveral en el municipio de Remedios (Antioquia) durante la realización de un taller para promotores y promotoras de derechos humanos.

Hechos

1. Los días 24 y 25 de noviembre de 2009, miembros de la Corporación Jurídica Yira Castro y de la Corporación Cahucopana, con el acompañamiento de los Equipos Cristianos de Acción por la Paz (ECAP), se hicieron presentes en la vereda Cañaveral municipio de Remedios (Antioquia), con el fin de realizar un taller sobre “Derechos humanos: Derecho al Territorio”, con miembros de las comunidades campesinas de la vereda Cañaveral y veredas vecinas.

2. Esta actividad se inscribe dentro del Proyecto de Formación para Promotores y Promotoras de Derechos Humanos en las comunidades campesinas del Nordeste Antioqueño, el cual adelanta la Corporación Cahucopana desde hace dos años con el apoyo de agencias de cooperación internacional.

3. La realización de esta actividad fue comunicada con anterioridad a la Delegada Regional del Programa Vicepresidencial de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario con el fin de que se evitará cualquier obstáculo durante la realización del taller por parte de la Fuerza Pública.

4. Sin embargo, cuando llegamos a la vereda Cañaveral nos encontramos con que desde días antes tropas del Batallón Energético y Vial No. 8 del Ejército se encontraban acampadas en la escuela y el puesto de salud de la comunidad.

5. Los riesgos a los cuales las tropas estaban exponiendo a los habitantes son múltiples, ya que los niños se ven obligados a recibir sus clases con la presencia de la tropa junto a la escuela, así mismo los soldados pasaban largo rato uniformados y armados al interior de las casas de los campesinos viendo televisión.

6. Los miembros de las organizaciones presentes nos entrevistamos con el teniente Torres, comandante del operativo, quien manifestó tener conocimiento de que este comportamiento contraria las normas del derecho internacional humanitario de protección de la población civil. Sin embargo el comportamiento de la tropa no se corrigió en lo absoluto.

7. Por el contrario durante la realización del taller, en varias ocasiones, la actividad fue hostigada por miembros de la tropa quienes se hicieron presentes en el lugar del encuentro y al ser requeridos por los acompañantes internacionales de los ECAP para que no interfirieran con la realización del evento manifestaron que “esas actividades de derechos humanos eran actividades de defensa de la guerrilla”. Posteriormente, durante la realización de un acto cultural, los miembros del Ejército tomaron fotografías de los asistentes.

8. Estas conductas atentan contra los derechos y libertades constitucionales de la población y significan un alto riesgo para la vida y la integridad de los campesinos y campesinas que en esta región tienen que convivir con la presencia de los diferentes grupos que forman parte del conflicto político, social y armado que azota a nuestro país.

9. Señalamos a las tropas del Batallón Energético y Vial No. 8 del Ejército Nacional como responsables de cualquier atentado en contra de la vida o la integridad de los habitantes de la vereda Cañaveral y de las personas que asistieron al Encuentro.

Antecedentes

1. La Corporación Cahucopana ha sido anteriormente víctima de hostigamientos y crímenes cometidos por los miembros de la Fuerza Pública que hacen presencia en la región, especialmente el Batallón Calibío y el Batallón Energético y Vial No. 8 de la Brigada 14.
por Cahucopana y la Corporación Jurídica Yira Castro
prensa rural

2. En el mes de septiembre de 2008, 13 miembros de la Brigada 14 fueron destituidos por estar involucrados en el escándalo de los “falsos positivos”.

3. Actualmente la Fiscalía General de la Nación ha vinculado a varios miembros del Ejército Nacional por los asesinatos de varios miembros de la Corporación Cahucopana.

Exigimos

1. Que cesen de manera inmediata los señalamientos y los hostigamientos a la labor de defensa y promoción de los derechos humanos que adelantan las organizaciones sociales y de derechos humanos en la región, especialmente la Corporación Cahucopana.

2. Que las autoridades nacionales y regionales se pronuncien pública y claramente sobre la legitimidad de la labor de los defensores y las defensoras de los derechos humanos en la región.

3. Que se respete la vida y la integridad personal de los campesinos y las campesinas que habitan en la región del nordeste antioqueño.

4. Que se garanticen los derechos fundamentales de toda la población del nordeste antioqueño la cual se encuentra sumida en el aislamiento y el abandono por parte del estado colombiano.

www.peaceobservatory.org

1 comentarios:

EIMNJ dijo...

un saludo a todos mis amigos de la mesa, desde la Guajira un abraso